jueves, 9 de abril de 2009

MARISELA PUICON, TAN CALIENTE Y SENSUAL

Sensual, sexual y fogosa. Así es la María Magdalena que encarna Marisela Puicón en la obra ‘La última tentación de Cristo’. Para muestra hace una pose audaz en una escena de la obra.

"Es una escena fuerte que me incomoda. Lo que me conecta con María Magdalena es su lado sexy y sensual. Pero no me considero una tentación para los hombres", afirmó Marisela.

Y como nadie está libre de pecado, reconoce tener tentaciones. "La última tentación es una torta de chocolate", bromeó Marisela para salir del paso, admitiendo que su único pecado es comer más de la cuenta.

Y desde su personaje, le envió un mensaje a las meretrices: "les diría que se liberen de sus ataduras. Ahora hay más Marías Magdalenas que antes".


Fuente: Diario El Popular